Qué es el visual thinking

¿Qué es el visual thinking? Descubre la tendencia en educación

Publicado el 07/03/2019

5 (100%) 1 vote[s]

La palabra es un recurso esencial en la transmisión de conocimiento como muestra el concepto tradicional de aprendizaje. El docente prepara la materia que imparte con el fin de hacer llegar este saber al alumnado. Una nueva tendencia crece en el ámbito educativo: el pensamiento visual. ¿Qué es el visual thinking? La utilización de las imágenes, el color, los dibujos, los símbolos, la tipografía y los signos. La información visual es tan importante que incluso tiene más peso que el contenido del lenguaje oral en una conversación. En el ámbito propio de la formación, la elección del soporte de las herramientas seleccionadas tiene la función de favorecer la comprensión y la memorización de una idea esencial.

La combinación de texto más imagen está perfectamente presente en los libros infantiles que cuentan con una edición muy cuidada. Gracias a esta unificación de elementos, el aprendizaje de la lectura resulta más atractivo.

Qué es el pensamiento visual o visual thinking

Esta metodología propicia la visualización de un contenido que se convierte en objeto de tratamiento. Es decir, el visual thinking da una entidad observable a los conceptos. Gracias a ello, es posible organizar y estructurar elementos diferentes que tienen un nexo en común clarificando la relación entre el todo y los detalles que lo integran.

La memoria visual no es la única que puede ejercitar un alumno en los estudios ya que también incrementa su aprendizaje a través del canal auditivo como ocurre cuando lee las frases en voz alta. Existen personas que son más visuales y otras que son más auditivas. A pesar de ello, más allá de las características particulares de cada ser humano, existe una realidad evidente en la sociedad actual. La información visual es una constante en el estilo de vida de un tiempo unido al vídeo, las infografías y las imágenes del ámbito digital.

Uno de los recursos necesarios para materializar en la práctica esta perspectiva es el tiempo. Minutos que son indispensables para la elaboración de la narrativa visual inherente al tema.

7 beneficios del visual thinking

Estos son los puntos principales que fundamentan su éxito:

  1. Motivación externa. Así como en el plano de la comunicación no solo importa qué dice una persona, sino también cómo lo expresa, en el ámbito del aprendizaje, el alumno se predispone de manera diferente ante un mismo contenido en función de cómo está presentado. Es decir, a partir de su primera impresión.
  2. Facilitar el aprendizaje al simplificar lo complejo. Las herramientas de pensamiento visual hacen de puente para la asimilación y la comprensión de las ideas. Puede utilizarse para cualquier nivel de aprendizaje, desde las etapas de la niñez hasta para estudiantes de máster en MBA.
  3. Trabajo en equipo. Gracias a la representación exterior de un tema, los alumnos también pueden colaborar mutuamente para clarificar dudas y cuestiones relativas a ese asunto. Estas imágenes son un medio en relación con el bien común, puesto que el conocimiento no se agota cuando se comparte sino que se multiplica. Mientras que en la comunicación a través de las palabras uno puede decir una frase y que el otro entienda algo diferente, la imagen adquiere el valor de la objetividad frente a la subjetividad de la interpretación. El dibujo es una referencia continuo en el intercambio de los datos.
  4. Romper la rutina en el aprendizaje. La experiencia del estudio también se torna más monótona ante lo previsible, por el contrario, la novedad estimula la mente. Gracias a la integración de estos recursos, el alumno tiene el aliciente de la sorpresa por medio de una conceptualización que aporta claridad. Las emociones también forman parte de la vida académica. Mientras que el aburrimiento puede conducir a la atención dispersa o convertirse en un ladrón de energía, la ilusión de la novedad centrada en el atractivo de imágenes que suman estética al contenido, incrementa la curiosidad en el alumno.
  5. Identificación de lo esencial. Son tantos los datos que un estudiante puede manejar en torno al tema de una asignatura específica, que esta manera de representar lo expuesto en el aula puede servir para reforzar el aprendizaje sobre los objetivos prioritarios. Una diferenciación de lo esencial frente a aquella argumentación que es un soporte de apoyo de la idea principal. Esta clarificación es una constante en la profundización en torno a una cuestión.
  6. Comunicar más allá de las palabras. Pero también, con el lenguaje. De hecho, la propia tipografía de un texto se convierte en materia prima de visual thinking para aquellos docentes que utilizan esta perspectiva como forma de innovación en la enseñanza. Una innovación que produce un efecto constructivo tanto en los alumnos, como en los maestros. Profesores que tienen la oportunidad de actualizar sus competencias para superarse a sí mismos en las clases por medio del correcto uso de las nuevas herramientas de educación.
  7. Conectar con la creatividad infantil. Sin duda, la realización de un dibujo es una metáfora de la infancia puesto que este ejercicio creativo es un pasatiempo habitual en los primeros años de vida. Una habilidad que también puedes ejercitar en tu etapa adulta. En la niñez, dibujar es sinónimo de ingenio, creatividad, originalidad y disfrute. Elementos que también se mantienen durante la madurez en la práctica del visual thinking.

Desventajas del visual thinking

En el apartado anterior hemos descrito las bondades de un método en crecimiento. ¿Pero tiene algún inconveniente? Algunas personas pueden sentirse más inseguras en función de sus habilidades para realizar esta propuesta visual de lo aprendido.

Puede ocurrir que haya personas que se sientan menos cómodas con la idea de dibujar, sin embargo, no se trata de realizar representaciones magistrales. Los recursos empleados no son un fin sino un medio que remite a su objeto propio. Es decir, a la idea. Además, las nuevas tecnologías también ofrecen recursos de apoyo para implementar esta visión en la clase.

Por tanto, las tendencias en educación evolucionan y cambian. El visual thinking es un claro ejemplo de cómo no solo en educación importa el contenido en sí mismo, sino también cómo se presenta. Lo visual importa más de lo que imaginas. Solo tienes que pensar en la percepción que te produce el interminable párrafo de un libro que a simple vista no invita a su lectura por parecer complejo.

Más información acerca del visual thinking:

Universidad Viu: https://www.universidadviu.es/visual-thinking-pensamiento-visual-mejorar-la-ensenanza-aprendizaje-garabateando/
Unir: https://www.unir.net/educacion/revista/noticias/visual-thinking-dibujando-el-aprendizaje/549203599112/
Emowe: https://emowe.com/visual-thinking-pensamiento-visual/
Ingeniero Virtual: https://www.ingeniovirtual.com/el-pensamiento-visual-o-visual-thinking/
Raquel Cabrero: http://raquelcabrero.com/visual-thinking-10-razones/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *