Qué es la responsabilidad social empresarial

¿Qué es la responsabilidad social empresarial?

Publicado el 01/10/2018

5 (100%) 1 vote

La responsabilidad forma parte de la empresa desde todas sus dimensiones. Los empresarios y los empleados aplican esta competencia a sus funciones en su día a día.

Pero, además, la entidad también tiene un compromiso con la sociedad, puesto que desempeña su actividad en el contexto de un ámbito geográfico específico. De este modo, revitaliza la economía local por medio del fomento del empleo a través de la contratación.

Características de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE)

Cuidado de la naturaleza

La actividad industrial es más armónica cuando se desempeña en el perfecto equilibrio sostenible del cuidado de la naturaleza. Los negocios responsables son aquellos que adoptan esta mentalidad proactiva y piensan en verde. Los propios ciudadanos están cada vez más implicados en el cuidado de los paisajes porque existe información relevante sobre los daños que hábitos inadecuados pueden producir en el planeta. De este modo, las empresas responsables socialmente también educan a través de su buen ejemplo.

Desde el punto de vista del humanismo, la felicidad del ser aumenta a partir del contacto con la naturaleza. Por ello, el cuidado del medio es también una protección social a través de la promoción de la salud.

Una empresa puede ofrecer formación en educación ambiental a los trabajadores para potenciar esta capacitación en torno a hábitos constructivos y reciclaje. Este objetivo sostenible se transforma en una visión común. Los recursos no son ilimitados, por tanto, es importante hacer un buen uso de ellos a través de un adecuado aprovechamiento.

Ética empresarial

Existen muchos datos de la empresa que pueden medirse desde una perspectiva cuantitativa. Por ejemplo, el número de trabajadores, el volumen de beneficios, las ventas, los productos del catálogo, los años de historia recorridos desde la fundación… Sin embargo, existen cuestiones inmateriales que son determinantes para sentar las bases de un marco de acción sólido y coherente. La ética empresarial agrupa aquellos principios que son esenciales en la dirección y gestión de esa organización.

La ética empresarial es una rama dentro de la ética que se encarga especial y excluyentemente de las cuestiones de índole moral que surgen o se plantean a instancias del mundo de los negocios y de las empresas.

Cuando una entidad está alineada con la ética como motivación para el ejercicio del bien, fortalece su imagen de marca y perfecciona su credibilidad ante los demás.

Cuidado del cliente

El empresario debe asumir que tiene una responsabilidad con los demás que son quienes pagan un dinero por hacer sus compras en ese comercio. El precio de esta transacción no solo equivale al bien adquirido, sino también a la excelencia en el servicio que va más allá del asesoramiento en la elección del producto. Por ejemplo, la empresa debe gestionar las quejas y reclamaciones de manera constructiva. Por tanto, debe estar a la altura de las expectativas de los consumidores porque una persona es un fin en sí mismo de acuerdo a su dignidad.

Voluntad de cambio en la sociedad

Cambio Responsabilidad Social Empresarial RSELos empresarios que destacan por las iniciativas emprendidas en la empresa son líderes que quieren que su negocio alcance un impacto trascendente más allá de los límites de la propia actividad laboral. Es posible llevar a cabo medidas ejemplares con las que contribuir de manera objetiva al desarrollo de un mundo mejor. Por ejemplo, como ocurre con las actividades solidarias.

Un negocio tiene una misión principal, que es aquella razón de ser que motivó su creación en un primer momento. Sin embargo, ninguna empresa responsable se queda estancada en los márgenes de este escenario limitante, sino que intenta utilizar sus medios y sus recursos para sumar un bien añadido a la propia sociedad desde la perspectiva del bien común.

 

Estas empresas son especialmente importantes porque utilizan su poder con un fin constructivo y se convierten en un espejo de inspiración para todos. Surge un deseo de mejora continua a través del refuerzo de las fortalezas corporativas y la corrección de las posibles vulnerabilidades. Esta vocación de superación es el hilo conductor de esta mentalidad.

Clima organizacional

El principal capital de una entidad es el equipo que aporta su esfuerzo, su conocimiento, su motivación y su experiencia. Cuidar de ese grupo es una meta que apela a los Recursos Humanos. Sería incoherente que un negocio solo observase la responsabilidad social en relación con el plano exterior del contexto en el que se sitúa si da la espalda al corazón de la industria. También debe atender a sus necesidades internas. Por ello, elige las respuestas que da en forma de bienestar al personal contratado que se siente cuidado y valorado. La felicidad se convierte en un objetivo más de la empresa y, desde su posición, busca el modo de que la plantilla pueda sentirse más libre en la oficina dando forma a su expansión creativa.

Gracias a esta implicación constructiva, los trabajadores también desarrollan lazos de lealtad con la organización. La responsabilidad social empresarial no podría llevarse a cabo de manera individual sin la implicación directa de las personas que componen esa idea. Al menos, su alcance no puede ser tan significativo desde una mirada reduccionista. Este compromiso es sistémico y holístico. La fuerza de esta premisa es más fuerte a partir de la suma del talento de distintos perfiles trabajando, cada uno desde su puesto, en un fin común.

En definitiva, la responsabilidad social corporativa es la acción de aquella empresa que se implica en la práctica para generar una influencia observable en su entorno con el propósito de generar cambios con sentido de acuerdo al ideal de un mundo más humano y feliz. Un ideal que visualiza como un horizonte posible, y por tanto, actúa con convicción. Para ello, la empresa aplica medios específicos que forman parte del camino que separa el estado actual del estado deseado.

Medios como los descritos en este artículo, como por ejemplo las acciones de sostenibilidad ambiental que forman parte de esta estrategia. Aunque nunca deben confundirse el medio y el fin como si fuesen conceptos sinónimos. En este caso, la responsabilidad social es el fin inmediato e inherente a la toma de decisiones. Las herramientas empleadas tienen un valor instrumental para llegar hasta allí a través de una perfecta integración de teoría y práctica. Cada empresario personaliza e individualiza esta vocación universal por medio de una hoja de ruta específica y temporal.

Más información:
www.eoi.es/blogs/mintecon/2014/04/07/la-responsabilidad-social-empresarial-rse
https://www.huelvainformacion.es/huelva/Responsabilidad-Social-Corporativa_0_1068493618.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *