¿Qué habilidades solicitan las empresas en una crisis?

Publicado el 23/03/2020

Las circunstancias externas influyen en la realidad entre las empresas y las personas, que se sitúan en un contexto diferente cuando el curso de la realidad ha cambiado. Una entidad encuentra su mayor fortaleza en el equipo que compone el proyecto porque la resiliencia corporativa se nutre de la propia capacidad de superación que tienen los protagonistas que cumplen con esta misión en tiempos de crisis. ¿Cuáles son las habilidades que solicitan los departamentos de recursos humanos en un escenario de estas características? A continuación, enumeramos nueve cualidades valiosas.

Habilidades personales en el trabajo

Personas optimistas en el entorno laboral

Cada profesional es único y tiene su propia interpretación sobre un tema. La observación que el sujeto hace de la realidad está condicionada por diferentes factores, por ejemplo, su experiencia previa o sus creencias. La filosofía de quien identifica en una dificultad una posible oportunidad es un punto de apoyo para un negocio que vive un periodo de incertidumbre. El pensamiento positivo alimenta otros conceptos vitales igualmente relevantes. Por ejemplo, la esperanza ante el futuro. Pero, también, la capacidad de respuesta ante aquello que sucede.

Creatividad para resolver problemas en el trabajo

Cada entidad tiene sus recursos y herramientas. Y la creatividad marca la diferencia en la óptima gestión de estos medios para potenciar el uso práctico de los elementos disponibles. Un profesional creativo no solo comparte sus ideas con los demás, sino que también inspira a sus compañeros con este ejemplo. Esta visión crea un clima de diálogo que da lugar a nuevas perspectivas que no se habían contemplado en un primer momento.

Los trabajadores creativos trasladan esta información tanto en las reuniones programadas en el horario habitual, como a través del buzón de sugerencias que la entidad pone al servicio de quienes deseen utilizarlo.

Adaptarse a las circunstancias

Una situación de crisis traslada a quienes se encuentran en este contexto a un ámbito diferente a la situación previa. La referencia de la experiencia adquirida debe ampliarse con la lectura de los datos más recientes. Las novedades se suceden, en ocasiones, de forma rápida.

Y la capacidad de adaptación al cambio refuerza la respuesta de aquel que realiza este proceso desde el optimismo, en lugar de alimentar la queja o de comparar continuamente la realidad actual con el tiempo anterior. La persona se concentra en el ahora y se ocupa de aquello que puede hacer en cada instante.

Habilidades de rendimiento en el trabajo

Teletrabajar de forma habitual

En un periodo de crisis que afecta a la empresa surgen nuevas circunstancias que dan lugar a otras oportunidades. Por ejemplo, tal vez sea la ocasión en la que la entidad decide impulsar el teletrabajo para seguir avanzando en el proyecto con la colaboración de aquellos profesionales que trabajan a distancia. Muchas entidades priorizan esta vía que hace un uso constructivo de la tecnología, entre otros motivos, porque este escenario amplía el campo de búsqueda de talento en la realización de un proceso de selección.

La alianza entre la entidad y el profesional no estará condicionada por circunstancias externas como la ubicación, sino por otros factores más importantes, como compartir una misma visión.

Facilidad para trabajar en equipo

Es en un momento de dificultad cuando el significado de la palabra equipo adquiere su verdadero valor en el ámbito de acción. La superación de un obstáculo va más allá del punto de vista individual. La palabra “nosotros” es clave en este periodo. ¿Y cómo se construye una alianza de estas características? A través de aquellas cualidades que afianzan esta colaboración con quien persigue un objetivo común.

Esta también es una de las habilidades más valoradas por las empresas hoy en día en prácticamente cualquier ámbito profesional.

Una situación de crisis puede resultar especialmente compleja, por ejemplo, este proceso eleva la incertidumbre. Cuando cada trabajador se siente parte de un verdadero equipo, encuentra un apoyo cotidiano para minimizar el peso de sus preocupaciones y para impulsar su talento con esta ayuda continua.

Compromiso con la empresa

Si a los propios cambios de una situación de crisis se suman otros factores internos como la marcha de profesionales que tienen tanto que aportar en este escenario, la entidad es todavía más vulnerable en el presente. El compromiso del trabajador con el proyecto del que forma parte mira al largo plazo.

Pero esta implicación solo adquiere su verdadero significado desde la reciprocidad. La compañía debe mostrar inteligencia emocional en un momento en el que los resultados cambian.

Habilidades de asimilación de conceptos profesionales

Tener iniciativa

Esta cualidad se contextualiza en el marco del lugar en el que se sitúa aquel experto que emprende con motivación una nueva idea. La comunicación y coordinación con la empresa son constantes, ya que es importante orientar de forma efectiva la dirección de una acción.

En una situación de crisis una empresa toma múltiples decisiones que comparte con aquellos profesionales que asumirán mejor estas novedades desde su capacidad de adaptación al cambio y, también, desde su propia actitud proactiva

Escucha activa

No es posible trabajar verdaderamente en equipo si no existe una escucha real. De lo contrario, aquella persona que no atiende los puntos de vista de los demás sale de una reunión con la misma perspectiva que tenía al inicio de la misma.

No ha ampliado su conocimiento de un tema por esta falta de atención al otro. Y en este marco de crisis, esta disposición también se dirige a la empresa que debe ser escuchada cuando comparte datos relativos a este momento.

Motivación interna

Una situación de incertidumbre no solo pone a prueba la resiliencia corporativa sino también la adaptación al cambio del trabajador que, en este caso, no debería delegar su nivel de motivación al reconocimiento externo del líder. Esta es una de las habilidades esenciales en cualquier momento y circunstancia.

Muchas veces esa motivación se adquiere compaginando diferentes aspectos tanto laborales como formativos a la vez, una buena forma es realizar un master mba semipresencial que ayude a fomentar nuestras ganas de superación.

Estas son, por tanto, algunas de las múltiples características que las entidades priorizan en los profesionales cuando están afrontando una situación de crisis: el optimismo, la creatividad, la adaptación al cambio, el compromiso, la iniciativa, el trabajo en equipo, la escucha activa, el teletrabajo y la motivación interna, entre otros factores, alimentan las fortalezas de un proyecto más allá de los obstáculos que surgen en el camino hacia el éxito.

Más información:

OCC: https://www.occ.com.mx/blog/4-tipos-de-habilidades-que-las-empresas-buscan-en-ti-enfoquehh/
Infoempleo: http://empresas.infoempleo.com/hrtrends/que-buscan-hoy-las-empresas

Emagister: https://www.emagister.com/blog/habilidades-sociales-profesionales/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *