Cómo registrar una idea de negocio

¿Cómo registrar una idea de negocio? Descúbrelo

Publicado el 23/08/2018

5 (100%) 1 vote[s]

Cuando una persona tiene una idea de negocio, debe buscar el modo de justificarla pudiendo defender sus derechos frente a terceros.

Existen tantas personas en el mundo que tienen el deseo de montar su propio negocio que conviene evitar cualquier tipo de conflicto que además de tener consecuencias legales puede traer preocupaciones.

Tan importante es este punto que incluso es positivo que tú mismo compruebes si la idea que has tenido ya ha sido registrada anteriormente para iniciar el protocolo adecuado. ¿Cómo puedes aumentar tu propia resiliencia frente al efecto negativo de la copia? Como en cualquier tipo de situación nueva en la que tienes que salir de tu zona de confort, la paciencia es necesaria. A continuación, puedes descubrirlo.

Registro de la Propiedad Intelectual de tu idea de negocio

Este trámite protege a los autores como dueños de la propiedad intelectual de obras y producciones. Esta inscripción es una garantía legal que refuerza por medio de la información inscrita la propia palabra de la persona que dice ser la creadora. Esta sección es gestionada por el Ministerio de Cultura.

Por supuesto, podrás generar tu propia sociedad si así lo deseas alrededor de tu idea de negocio, tan solo es necesario saber qué tipo de sociedad vas a necesitar.

Oficina Española de Patentes y Marcas

Cuando una persona decide montar su propio negocio, debe poner una atención especial a la defensa de la propiedad industrial que acredita una vinculación directa entre el sujeto de esa acción y la acción misma. Este paso puede ser necesario para garantizar el uso legal de nombres comerciales, el diseño externo de los productos o las patentes. Este organismo está regulado por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Registra tu idea de negocio en la OEPMEste proceso es muy importante para poder trabajar en dicha idea con total confianza haciéndola pública a la sociedad con el fin de obtener la autoridad para la explotación comercial a partir de la venta.

Gracias a esta garantía también puedes presentarte siempre como el propietario único de esa idea. Esto minimiza el riesgo de que terceras personas puedan usar la marca. En caso de que eso ocurra, tendrás todos los medios necesarios para actuar frente a este tipo de vulnerabilidad.

Para registrar una patente, en primer lugar, tienes que comprobar que este paso es el que mejor se ajusta a tu propuesta. Tu acción debe ser totalmente nueva, ya que este derecho te protege frente a terceros que quieran comercializar este invento.

Por tanto, puedes beneficiarte en la venta, ya que, si una patente no ha sido explotada dentro del plazo legal establecido, entonces, el derecho puede anularse. Ten presente que una patente se concede por un tiempo establecido de dos décadas.

Qué es un modelo de utilidad

Este campo, al igual que el ámbito comercial en sí mismo, es extenso en matices. Existen situaciones en las que la mejor opción no es la patente, sino el modelo de utilidad.

Este modelo también está caracterizado por la propiedad de la innovación inventiva, pero el descubrimiento tiene un menor nivel de importancia. Se enmarcan en esta categoría aquellas mejoras significativas que incrementan la excelencia de productos o herramientas ya existentes pero que sufren una pequeña revolución a través de la integración de este proceso.

Es decir, es una forma de emprendimiento que genera un perfeccionamiento evidente en el uso y funcionamiento de una herramienta que es utilizada en un lugar.

A partir de esta diferenciación, analiza qué opción se ajusta mejor a tu propia propuesta. A través del derecho obtenido por un modelo de utilidad, el propietario tiene la autoridad para ejercer como tal durante un plazo de tiempo establecido por ley.

Una de las ventajas del modelo de utilidad frente a la patente es que su tramitación es más sencilla, puesto que los requisitos también son menos exigentes. Este tipo de medida puede ser especialmente valiosa en el ámbito de las pequeñas y medianas empresas, donde la innovación continua constituye una filosofía del éxito centrada en la evolución y el crecimiento. Puedes ponerte en contacto con la Oficina Española de Patentes y Marcas para solicitar información ante cualquier duda que tengas.

Registro de un nombre comercial

Marca para tu idea de negocio y nombre comercialGracias a la evolución de las nuevas tecnologías, el proceso de registrar ideas comerciales se ha agilizado al tener la posibilidad de realizar trámites de manera online por medio de formularios específicos. La tramitación de solicitudes de nombres comerciales debe llevarse a cabo en la Oficina Española de Patentes y Marcas al cumplimentar el documento electrónico correspondiente con los datos indicados en él para formalizar este objetivo.

El nombre comercial individualiza a un proyecto hasta hacerlo único e irrepetible en el mercado gracias a la diferenciación frente a la competencia. La función principal es la de posicionar en el nicho de mercado a un negocio nuevo que nace y que compite con otras empresas que ofrecen productos y servicios de la misma temática.

Por esta razón, el aspecto legal nunca es secundario, sino una prioridad para cualquier empresario o emprendedor que es consciente de que estos trámites son indispensables porque no es una buena idea esperar a que se produzca algún tipo de conflicto legal para actuar en consecuencia. Tal vez nunca se dé ningún tipo de contradicción legal, pero es recomendable que adoptes un rol proactivo para protegerte en presente frente a esa hipótesis de futuro.

A través de la OEPM puedes encontrar una base de datos en el buscador que actúa como localizador. La búsqueda por denominación te permite acceder a partir de este dato a las Marcas Nacionales e Internacionales. Por tanto, si gracias a tu espíritu creativo y emprendedor eres autor de una creación, es fundamental que antes de compartirla con el público la registres para tener los derechos reales sobre la misma.

Este es, de hecho, uno de los primeros pasos que deben darse al crear un negocio. Si montar una empresa siempre es una decisión compleja, piensa que, si se produce algún conflicto legal con los derechos, tendrás que volver a empezar desde cero. En torno a este tema siempre surgen dudas que pueden bloquear a la persona que protagoniza esta experiencia. Por esta razón, si te encuentras en una situación de este tipo, solicita el asesoramiento de un experto.

Más información sobre cómo registrar una idea de negocio:

http://www.expansion.com/2012/04/13/empleo/emprendedores/1334329794.html
http://www.wipo.int/sme/es/ip_business/utility_models/utility_models.htm

1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *