Cómo organizarse para estudiar, algunos consejos

¿Cómo organizarse para estudiar? Algunos consejos

Publicado el 14/08/2018

5 (100%) 1 vote[s]

La organización es una de las claves del éxito para obtener buenos resultados académicos.

A través de este plan de acción puedes evitar el error habitual de reforzar el trabajo en los días previos al examen. Fechas en las que centrarte en el repaso. ¿Cómo perfeccionar este propósito? Comenzamos con nuestros consejos para organizarse para estudiar.

Punto sobre cómo organizarse para estudiar:

Tanto si estás estudiando un MBA como una carrera universitaria, la organización será clave. Por ello, vamos a indicarte los mejores consejos para ello. ¡Comenzamos!

Zonas de estudio, básico para garantizar un buen ambiente de estudio

Cada estudiante es único. Esto significa que cada persona se concentra mejor en un lugar determinado o en un horario. Identifica cuáles son esos espacios en los que te sientes más cómodo y en qué momento del día estás más concentrado.

Es recomendable que tengas un lugar acondicionado en tu casa para ocuparte de estas tareas. Elige un escritorio amplio con almacenaje para guardar los apuntes y los libros. Es preferible que esta mesa esté próxima a la ventana del cuarto para aprovechar ese recurso de luz natural.

La biblioteca es otro de los mejores sitios para estudiar. Sin embargo, es mejor que elijas un centro al que no acuden tus amigos o compañeros de clase. De este modo, tienes menos opciones de distraerte con conversaciones constantes.

Prioriza tu lugar preferido y compleméntalo con momentos en los que cambias de ubicación para romper la rutina. Este estímulo de novedad también es un aliciente para la mente.

Material académico que utilices

Tanto si estudias en casa, como si lo haces en la biblioteca es fundamental que cuando comiences con la tarea únicamente tengas sobre la mesa el material indispensable. Por ejemplo, los lápices, los bolígrafos, los cuadernos, los apuntes y el ordenador.

Material adecuado para organizarse para estudiar

Las nuevas tecnologías están presentes en la educación gracias a su poder pedagógico. No se trata de tener el portátil cerca para consultar las actualizaciones de las redes sociales de los amigos, sino para aprovechar el potencial instructivo de distintas fuentes de información sobre los temas a investigar.

Deja el teléfono móvil en otro lugar porque es uno de los principales ladrones de energía. Casi nada es tan urgente como para no poder esperar hasta que hayas acabado con los asuntos pendientes.

Pausas breves de descanso

Intenta intercalar breves periodos de descanso por cada hora de trabajo. Aunque esta dinámica pueda parecerte una pérdida de minutos, en realidad te ayuda a retomar tu compromiso con mayor motivación y atención.

 

Otra fórmula de motivación interna para organizarse para estudiar es la de concretar un premio posterior al término de las metas cumplidas. No es necesario usar este método todos los días, pero sí es recomendable hacerlo una o dos veces por semana.

Por ejemplo, si te encanta el cine, disfruta de la ilusión de saber que una vez que hayas completado el plan previsto para hoy irás a ver una nueva película en el Día del Espectador. Muchos planes no tienen un coste económico. Otro ejemplo, puedes salir a dar un paseo o ver un nuevo capítulo de tu serie preferida. Lo importante es que identifiques una rutina como una evasión agradable después del esfuerzo.

Para tener una buena gestión del tiempo consulta la hora desde tu reloj de pulsera en lugar de hacerlo desde el móvil.

Calendario de estudio por asignaturas

De los mejores puntos sobre cómo organizarse para estudiar. Define cuáles son los horarios principales de este calendario que compone tu mapa actual. Para elaborarlo, no solo tienes que considerar tus objetivos académicos, sino tu situación personal en general. De este modo, podrás tomar decisiones efectivas para conciliar las distintas esferas.

Un calendario no es un producto terminado de manera definitiva. Puedes integrar cambios que supongan una mejora a partir de la observación de la experiencia. Todas las materias son igual de importantes en relación con la nota, pero tu disposición en cada una de ellas es diferente. ¿Cuáles son las asignaturas que más te gustan y aquellas que ocupan los últimos puestos en tu lista de preferencias? ¿En qué temas crees que necesitas invertir más horas?

Calendarización de estudios

De vez en cuando, pueden darse excepciones por las que tal vez no puedas cumplir con el objetivo que te habías marcado para esa jornada. Sin embargo, es recomendable que cumplas con las metas diarias para tener más espacio para ti durante el fin de semana. Si tienes un mal día, comienza estudiando aquella asignatura que más te gusta y te motiva. Así te resultará más sencillo romper la apatía de la situación.

En el caso opuesto, inicia el estudio con aquel contenido que te parece difícil y aburrido. Cuanto antes termines con él, antes podrás centrarte en otros contenidos que te gustan más.

Principalmente, este punto es ideal para personas que están realizando un MBA Online o Semipresencial, debido a que deben disponer de mayor control sobre sus estudios, ya que no cuentan con la ventaja presencial total del MBA.

Busca soluciones en lugar de excusas

Los estudiantes pueden boicotear su potencial por medio de una actitud que está más centrada en las ideas limitantes que en las soluciones reales. La dificultad forma parte de la vida académica, sin embargo, cada punto del camino puede afrontarse con tenacidad y trabajo. Es recomendable que el alumno encuentre motivaciones para estudiar que van más allá de lo inmediato de obtener una buena nota en una prueba.

Por ejemplo, el expediente académico es un requisito muy valorado en la solicitud de becas de formación, algo que también ocurre cuando el estudiante quiere continuar con la realización del doctorado. O, simplemente, puedes apreciar el hecho de tener una mejor base de conocimiento como una ventaja competitiva de tu currículum que te permite comenzar con tu plan de búsqueda activa de empleo desde esta posición.

El estudio es una preparación para el empleo porque muchas de las cualidades que ejercitas cuando eres estudiante también son determinantes en el ejercicio de una profesión.

Experimentados: Habla con quienes ya han terminado sus estudios

La etapa académica es intensa, pero una vez que ha llegado el verano el alumno suele sentir que el curso pasa rápido. Para incrementar la perspectiva respecto de la situación que estás protagonizando ahora mismo puedes ampliar tu propia mirada con los consejos de aquellas personas de tu entorno que ya han dejado atrás este rol.

Esas palabras pueden servirte de inspiración porque muchas personas se arrepienten de no haber aprovechado el tiempo de verdad cuando tuvieron la oportunidad de hacerlo. Unas ideas que pueden compartir contigo a modo de mentoring.

¿Cómo organizarse para estudiar? Estas propuestas pueden ayudarte a conseguirlo a partir de ahora. A continuación, algunas referencias relevantes:

Universia: http://noticias.universia.com.ar/educacion/noticia/2017/12/14/1156865/como-organizar-tiempo-estudio-metodologia-pomodoro.html
Meta Aprendizaje: https://www.metaaprendizaje.net/como-organizarse-para-estudiar-oposiciones/
UnComo: https://educacion.uncomo.com/articulo/como-organizar-el-tiempo-de-estudio-21206.html

Posts Relacionados:

Merece la pena estudiar un MBA Online y que garantías de futuro aportan

¿Cuánto tiempo de estudio necesito para acabar un MBA?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *