Cómo compaginar la vida laboral con un máster

Cómo compaginar la vida laboral con un máster

Publicado el 06/06/2018

Aquellas personas que concilian la existencia del trabajo con el estudio de un máster viven un periodo en el que tienen poco margen para su tiempo libre. Sin embargo, la clave del bienestar en una situación así es observar este hecho como algo circunstancial. En un momento de este tipo, ¿cómo puedes alcanzar el éxito de organizarte mejor?

Guía práctica y consejos de como estudiar y trabajar a la vez:

Calendario

Tomando en consideración las fechas de las clases lectivas es recomendable que concretes una distribución del tiempo para estudiar el MBA, encontrando el equilibrio de ocuparte de los dos objetivos. Si el estudio del máster va a afectar a tu rendimiento laboral, entonces no es una buena idea hacerlo. No puedes dedicarte a tiempo completo a tus estudios por mucho que sea lo que deseas hacer. Parte desde el realismo de tu situación presente sin compararla con otros momentos de tu vida de estudiante.

Informa a tu empresa de que estás haciendo un máster

Cada persona encuentra sus propias motivaciones para emprender este propósito. Una de ellas es tener la oportunidad de lograr un ascenso. Puedes poner en conocimiento de la organización la noticia de que estás estudiando. A través de esta comunicación, pones en valor profesional tu propia decisión académica.

Además, puedes seleccionar diferentes modalidades de estudio para adaptarte a tus necesidades, como son el caso de los MBA semipresenciales o los MBA Online, que son más enfocados para trabajadores y profesionales que disponen de menor tiempo para acudir a clases.

En el caso de elegir un programa Semipresencial, te puede facilitar bastante la compaginación con el entorno laboral. Los programas de máster de MBA en Madrid o MBA en Barcelona suelen ser los más demandados y comunes.

Lugar de estudio

Elige un espacio de tu casa perfectamente acondicionado para realizar las tareas del máster. Es vital que tengas un escritorio amplio, cómodo y con estanterías de almacenaje para guardar documentos. Sitúa la mesa cerca de una ventana para estudiar con iluminación natural.

Además, puede ser aconsejable que, si tus horarios de trabajo te lo permiten, también te desplaces en ciertos momentos hacia la biblioteca. En ese caso, siéntate en una silla que esté ubicada lejos de la puerta de entrada y salida del edificio.

¿Por qué es tan relevante la funcionalidad de cada espacio? Tu mente asocia tu lugar de oficina con el desempeño profesional. Del mismo modo, necesitas zonas vinculadas con el aprendizaje académico.

Dedica el fin de semana al máster

Uno de los sacrificios que tendrás que hacer si trabajas de lunes a viernes es destinar el sábado al repaso de los contenidos del máster. Reserva el domingo por la tarde para el descanso y el ocio completo. En estas jornadas, puedes programar actividades al aire libre para canalizar el estrés acumulado por la exigencia de tu situación presente. Estas pausas necesarias también son indispensables para retomar el lunes con mayor energía.

Aprende a decir no

Los días tienen unas horas definidas. Por mucho que optimices los minutos no puedes comprometerte con más tareas de las que ya asumes actualmente. Piensa en cuáles son tus prioridades de hoy y otorga esta importancia principal al trabajo y al estudio en tu agenda. Durante estos meses, tendrás menos días para dedicarte a hacer otros cursos más breves, networking, eventos o actividades de tiempo libre. Al ser coherente con estas prioridades que has elegido libremente evitas boicotear tu potencial. Puede haber muchas actividades que te gustaría hacer, pero este no es el momento idóneo para eso.

Reorganiza tu rutina

Cuando vives un periodo de cambio de estas características, toda la estructura principal de tu día a día adquiere modificaciones significativas. Para no sentirte arrastrado por la improvisación del instante es recomendable que estudies tu situación actual para reestructurar los tiempos a partir de tres pilares fundamentales de la salud: momentos de alimentación, horario de sueño y ocio.

Visualiza cómo va a ser un día cualquiera en tu vida a partir de ahora. Esta es tu nueva zona de confort. Tú puedes tomar la iniciativa para crearla de manera consciente.

Practica en el trabajo lo aprendido en el máster

Es muy posible que incluso antes de llegar al final del programa de formación ya puedas experimentar en la práctica ese contenido teórico que has estudiado recientemente. Una de las claves de motivación para conciliar un máster con la vida profesional es integrar los conceptos teóricos como herramientas del desempeño profesional.

Por ejemplo, si tienes un blog especializado en tu sector, seguro que puedes redactar algunos artículos inspirados en los conocimientos que tienes ahora. También puedes compartir con tus compañeros de trabajo algunas ideas relevantes. Incluso antes de obtener tu título puedes actualizar tu currículum anotando este máster como una meta en proceso de cumplirse.

A su vez, lleva también tu vida profesional al ámbito académico para, por ejemplo, trasladar algunas de las situaciones que se producen en tu puesto de empleo como referencia de inspiración para la gestión de dificultades.

Evita el pensamiento reduccionista de interpretar ambas esferas de tu vida presente de manera separada. Intenta poner en común ambos elementos.

Actitud proactiva

Tener más tiempo para estudiar no siempre significa obtener mejores notas. Muchos profesionales que están más condicionados por su propia situación profesional son mucho más productivos porque aprovechan mejor el tiempo y tienen un nivel de motivación más alto.

Una manera de lograrlo es tener una actitud activa en la resolución de las dudas, por ejemplo. Si existe cualquier cuestión que no comprendes, consulta cuanto antes el tema con el profesor para no acumular más desconocimiento. Las dudas actúan como nudos que producen un bloqueo en la asimilación de más información. Anota por escrito ese asunto que te gustaría consultar para no olvidarlo.

Implica a tu entorno más cercano

Esta situación personal te afecta a ti de manera directa como protagonista. Sin embargo, de forma indirecta también influye en tu entorno de amigos y familiares en su relación contigo puesto que, durante un tiempo, no vas a estar con ellos tanto como te gustaría.

Al hacerles partícipes de tu proyecto personal, de las razones que te han llevado a tomar esta decisión, de los beneficios que esperas obtener y de tus ilusiones, ellos van a comprender lo importante que es este momento para ti. Su apoyo y acompañamiento eleva tu nivel de resiliencia personal a nivel de esfuerzo y voluntad.

¿Cómo compaginar tu vida laboral con un plan académico? Por encima de todo, tienes que estar seguro de que esta es una buena ocasión para asumir esta decisión de estudiar un máster MBA de manera realista.

Si necesitas más información, a continuación adjuntamos 2 referencias relevantes:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *