Cómo hacer coaching laboral

Claves sobre cómo hacer coaching laboral

Publicado el 27/12/2018

Valoraciones

Pese a que vivimos un tiempo marcado por la automatización de procesos y la inversión en tecnología, el talento sigue siendo la clave del éxito de las organizaciones.

Precisamente porque las personas no son máquinas, su naturaleza es compleja en matices y evoluciona a lo largo de los años. Por ejemplo, la realidad del empleado puede cambiar en cuanto a nivel de motivación, expectativas cumplidas, calidad del trabajo en equipo o salario emocional.

Pautas del coaching laboral

Liderar procesos de cambio

En un escenario de estas características cobra un sentido determinante el potencial del coaching laboral como herramienta que permite al cliente liderar su propio proceso de evolución. El coaching es una disciplina que pone la responsabilidad en el protagonista de encontrar sus propias respuestas. No es el coach quien determina las directrices. Un experto que ofrece sus servicios sobre esta temática no adopta un rol directivo durante las sesiones.

La base de las mismas se centra en las preguntas que el coach o líder coach realiza a través de su presencia consciente a partir de las respuestas dadas por el interlocutor. De este modo, cada nuevo interrogante actúa como un foco de luz que refuerza la introspección de quien mira dentro de sí mismo para dar con la clave del cambio. Uno de los mayores síntomas de frustración laboral es permanecer estancado en el mismo punto al ignorar las señales de malestar o las emociones que piden ser escuchadas. El cambio es una necesidad frecuente ya que las propias circunstancias del entorno sufren modificaciones. El coaching laboral es una invitación para el aprendizaje proactivo a través de un plan de acción que conecta la meta general, objetiva y alcanzable, con una secuencia de pasos más concretos.

Este es un proceso de acompañamiento para el que es fundamental que el trabajador tenga un nivel de compromiso alto, ya que los resultados del mismo dependen principalmente de esta implicación. Por ello, en la fase de la alianza, el coach debe explicar claramente cuáles son las características inherentes a la metodología empleada.

Para hacer un proceso de coaching laboral debe existir un motivo que tenga esta naturaleza profesional. Por ejemplo, la búsqueda de empleo, el deseo de mejorar las circunstancias profesionales, la gestión del tiempo, la petición de un cambio de puesto, fortalecer la autoestima en un despido, prevenir el síndrome del trabajador quemado o ganar autoconfianza para solicitar un incremento de salario. Existen tantas razones posibles como circunstancias pueden darse en la jornada. Pero todas estas aristas pueden resumirse en una sola: la felicidad como fin último de la existencia humana. Cada persona pasa tantas horas de su vida en el despacho que esta plenitud se torna definitiva.

Liderar procesos de cambio en empresa desde coaching laboral

¿Y cuál es la clave del cambio durante el transcurso de las sesiones?

El cliente identifica cuáles son sus creencias limitantes, los miedos que le mantienen atrapado en el mismo punto, los patrones de comportamiento repetidos o el foco principal de desencanto. Consigue poner palabras a su realidad y esta verbalización es determinante para incrementar el empoderamiento. Gran parte del sufrimiento generando en torno a vivencias de trabajo está vinculado con el hecho de que el trabajador no disfruta con su labor porque desea un futuro diferente en su vida.

El coaching es aprendizaje. En ocasiones ocurre que una persona cambia de empresa y lleva a su nuevo puesto los problemas que tenía en el anterior porque allí vuelven a repetirse las mismas cuestiones de siempre, solo que en un paisaje corporativo diferente. Y al no haber desarrollado vías de afrontamiento para solucionar esos sucesos en el instante oportuno del pasado, vive el efecto de la repetición como un eterno retorno. El coaching, por el contrario, incrementa el aprendizaje porque hace que el implicado pueda ver su nivel de responsabilidad en lo que le sucede esencialmente, desde el prisma de cómo influye su posición en la interpretación de lo externo.

Desarrollo del talento ✌

Por medio de este diagnóstico de la situación es posible implementar los cambios necesarios ya que, en caso contrario, todo seguirá por la misma línea. La finalidad última de este enfoque es la búsqueda de la excelencia porque un trabajador puede proyectarse en el ideal de quien le gustaría llegar a ser. Para alimentar el talento, el coaching laboral puede tener la visión del desarrollo de nuevas habilidades y competencias. El impacto que este tipo de experiencia trasciende a la esfera individual para alcanzar al equipo y a la empresa como sistema.

¿Cuándo hacer un proceso de coaching laboral?

A continuación, enumeramos algunos ejemplos posibles:

  1. Branding. Deseo de afianzar la marca personal a través de un plan de acción específico.
  2. Reinvención profesional. Muchas personas han experimentado en algún momento de su vida la necesidad de actualizar su formación para abrir puertas en un nuevo mercado. Este es uno de los ejemplos de cambio que más vértigo puede producir a nivel humano. El coaching laboral incrementa la creatividad para recorrer el estado actual de ese escenario deseado de un nuevo éxito.
  3. Buscar trabajo después de los 50. El factor edad crea una connotación específica en la búsqueda de empleo. Aunque existen sectores en los que la madurez puede considerarse positivamente como sinónimo de experiencia y trayectoria, también ocurre lo contrario en otras profesiones. Gracias a este acompañamiento nutritivo, el protagonista incrementa su nivel de seguridad en sí mismo para no dejarse condicionar por la realidad externa como frontera inamovible.
  4. Emprender un negocio. El temor al fracaso o a la pérdida de estabilidad que producen los ingresos obtenidos con un empleo por cuenta ajena puede hacer que una persona posponga su motivación de definir su idea.
  5. Búsqueda de la verdadera vocación. La respuesta a esta pregunta es una de las más definitivas a nivel profesional. Sin embargo, no siempre es fácil dar con la clave.

Por tanto, el coaching laboral es un proceso de exploración único de la realidad analizada desde el punto de vista particular del cliente que busca un nuevo sentido a su vida en lo concreto de la esfera de trabajo.

Más información:

CV Coach: http://blog.cv-coach.com/es/10-preguntas-para-el-coaching-laboral/
EAE: https://retos-directivos.eae.es/coaching-laboral-caracteristicas-basicas-y-algunos-enfoques/
RRHH Digital: http://www.rrhhdigital.com/editorial/63307/que-es-coaching-laboral
Utopía Consultores: http://utopia-consultores.com/coaching-laboral-funciona/
Capitalismo Consciente: https://capitalismoconsciente.es/blog/coaching-laboral-7-usos-profesional-hoy-dia/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *